Achieving Balance and Harmony

DOG BEHAVIOR

8 consejos para consolidar tu liderazgo en la manada

Hay algunos puntos importantes a recordar cuando se trata de establecer tu papel como el líder de la manada frente a tu nuevo perro o cachorro:

1. Crea un itinerario para una caminata intensa con tu perro. La caminata hay que ser diaria, de 30 a 45 minutos y preferencialmente en las mañanas. Esto es crítico para la salud física y mental del perro.

2. Dedica un tiempo a cada día—de 10 a 15 minutos—para brindarle ejercicio mental mediante el adiestramiento básico en obediencia canina. También se consistente en el mantenimiento de reglas, fronteras y límites. Acuérdate de solamente dar afecto cuando tu perro esta calmo y sumiso, así estarás recompensándole por su buen comportamiento y enseñándole a ser un perro equilibrado.

3. Involucra a toda tu familia en el proceso de adaptación del perro en el hogar. Discutan cuáles serán las responsabilidades de cada uno antes de que llegue el cachorro o el perro.

4. Asegúrate de elegir una raza de fácil adaptación tu estilo de vida. Por ejemplo, las razas más activas, como los perros pastores o de caza, requieren más ejercicio para estar satisfechos física y mentalmente. Si vives en un departamento pequeño los perros de compañía se adaptan mejor. Sin embargo, recuérdate que la raza no determina el comportamiento de un perro, más mejor evalúa el nivel de energía del perro—baja, mediana, o alta—elije un perro compatible a tu propia energía antes de llevárselo a su hogar.

5. Haz que tu perro espere que tu pases por cada puerta. Él debe seguirte siempre. El perro nunca debe ir en tu frente. Siempre sal o entra en la casa primero, adelante del perro. Esto le mostrará quién ocupa el lugar del líder.

6. En la caminata, asegúrate de que tu perro no vaya adelante. Nunca permite que él esté arrastrándote por las calles. En cambio, mantén a tu perro a tu lado o detrás de ti. Esto también le demostrará que tú eres el líder de la manada.

7. Dale a tu perro algo que hacer antes de darle comida, agua, juguetes o afecto. De esta forma, el perro aprende a trabajar por las cosas. Por ejemplo, hazlo que cumpla con las órdenes de sentarse o quedarse quieto. Eso ayuda a establecer tu liderazgo y convertirle en un perro respetuoso.

8. Reserva un presupuesto para circunstancias inesperadas, como gastos médicos y clases de entrenamiento. Un perro saludable y bien entrenado es una mascota maravillosa.

Un perro se adaptará mejor si su nueva familia aprende estas lecciones antes de su llegada. Los perros no ansían un regalito lujoso, lo que necesitan es que tú seas el líder de la manada le demuestre el amor en la manera que ellos entienden mediante la energía calma y firme.

Company Information
Privacy Policy
Terms of Use
Affiliate Program
Advertising Information
Help
Store Policies
FAQ
Illusion Collar FAQ
Contact
Subscribe to Free Newsletter
We'd like to thank our sponsors



Copyright 2014 Cesar Millan, Inc. All rights reserved.